27 mar. 2012

Ataque explosivo contra escola de negocios en Barcelona

Hai uns días a prensa comercial recollía a noticia da deflagración dun pequeno enxeño explosivo nunha sala de estudo das instalacións da escola de negocios ESADE de Barcelona. O edificio, situado no barrio rico de Pedralbes, foi desaloxado durante varias horas malia que a explosión non causou danos persoais nin materiais (noticia en "Culmine" aquí).
Se isto sucedía na mañá do pasado día 22, onte un comunicado anónimo aparecido en Indymedia Barcelona (aquí) reivindicaba e explicaba a acción. Reproducímolo a continuación en castelán tal e como apareceu o orixinal:

A lo largo de estos últimos tiempos, se ha generalizado en Europa la protesta en la calle contra los ataques de los estados capitalistas a nuestras condiciones de vida. Pese a las huelgas, las acciones y las manifestaciones masivas, pese a los movimientos amplios que ni siquiera han planteado grandes aspiraciones revolucionarias, sino tan solo una defensa de unas mínimas necesidades básicas, los estados han respondido con inmovilismo.
Apelando a confusas formulaciones económicas, números, estadísticas y conceptos abstractos, han pretendido situar el origen del problema en realidades inalcanzables y metafísicas. Sin embargo, el origen, las causas de nuestros problemas cotidianos, no tienen ningún fundamento metafísico. La miseria, la explotación, la represión, el abuso sistematizado, son fruto de estructuras muy concretas, de decisiones concretas tomadas por personas concretas, que tienen intereses concretos.
Una de estas estructuras tiene el nombre de Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (ESADE). Enclavada en pleno barrio rico de Pedralbes, este centro produce en cadena los dirigentes que día a día ordenan, gestionan y se benefician de la destrucción de las vidas de la inmensa mayoría de la población. Cada año, este centro lanza al mundo los depredadores sociales que durante el resto de su vida se dedicarán a saquear y pisotear a los y las explotadas de este país, desde sus puestos en las instituciones (incluso la misma presidencia de la Generalitat, como es el caso de Artur Mas) o en las grandes empresas.
Frente a un contexto de profundización de la explotación y la precariedad, frente a este nuevo y gravísimo ataque que supone la última Reforma Laboral, nosotros hemos decidido responder señalando a los responsables de la situación que padecemos. Por eso, el pasado miércoles 21 de marzo decidimos llevar a cabo el ataque que obligó a interrumpir el funcionamiento del centro y proceder a su desalojo. La acción estaba específicamente diseñada (por el lugar de la colocación del artefacto, por las características cualitativas y cuantitativas del material explosivo utilizado, etc.) para no causar heridos. Nuestro objetivo, a parte de señalar todo un entramado social de explotadores, era sabotear la ofensiva e insultante paz social que se vive en los barrios ricos, totalmente herméticos y ajenos a la angustia y el sufrimiento que generan sus decisiones y privilegios.
Llegados a este punto, lanzamos una pregunta para la reflexión. Si la prensa ha apuntado que estudiantes, profesores y vecinos de la zona, pasaron ¿Cómo podemos calificar lo que viven cada día los que habitan en los barrios pobres? Si ser desalojado de tu centro de estudio unas horas es , como se supone que debemos llamar lo que sienten las miles de personas desahuciadas, las que duermen en la calle, las que son psiquiatrizadas por no aguantar la presión, las que son brutalmente apaleadas por protestar incluso pacíficamente? ¿Cómo se llama lo que sufren los excluidos torturados en las cárceles y en los Centros de Internamiento para Extranjeros? ¿Cómo llaman los periodistas a lo que han vivido, viven, y seguirán viviendo los familiares de los asesinados por la policía?
Si nosotros les hemos dado “un susto”, ¿qué nos están haciendo ellos?
Nosotros, y cada vez más gente, tenemos claro quiénes son los verdaderos terroristas. Son los que la prensa define como personas honorables, los que tienen sus lujosos despachos en la Plaza Sant Jaume o en la Avenida Diagonal, los que viven en mansiones de Pedralbes y Sant Cugat, y llevan a sus hijos a ESADE. Son los que, incluso teniéndolo todo, se atreven a sobrepasar sus propios límites legales y robar más de lo que en teoría les toca según sus propias reglas….
Nosotros advertimos que si el Estado no está dispuesto a retroceder en sus ataques, tampoco lo estaremos nosotros a retroceder en nuestra resistencia. Si ellos están dispuestos a recuperar para nosotros políticas y condiciones de vida del siglo pasado, nosotros estaremos dispuestos a desempolvar para ellos las armas y tácticas de aquella época. Y si creen que pasarán por encima de nosotros, no ya de nuestro grupo, sino de toda la sociedad, sin que haya resistencia, sin que haya rebelión, es que no conocen la historia de este pueblo.
LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO
Barcelona (La Rosa de Foc), Estado Español, marzo del 2012


C.R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario